Como saltarse la ‘ley Sinde’ a la torera

Puertas al campo

Foto publicada por JorgeMiente en Flickr

La disposicion final primera de la LES (Ley de Economía Sostenible) conocida como “ley Sinde” pretende bloquear páginas web que contengan enlaces a descargas no autorizadas de material cultural. Voy directo al grano, creo que no hace falta andarse con rodeos ni más explicaciones intermedias, estos son los principales fallos de dicha ley y formas de saltársela a la torera (incluso antes de que hipotéticamente sea aprobada) ó también podríamos decir, “Al menos 10 formas de saltarse la Ley Sinde”:

  1. No utilizar páginas web:
    • Envío de torrents, enlaces, o directamente porciones de archivos mediante listas de correo electrónico, si los chistes circulan en cadenas masivas de correos, el resto también podría hacerlo.
    • Implementación de un protocolo alternativo al HTTP, como por ejemplo XML, o reutilización de algún otro estándard existente, conque no se trate de una página web sería suficiente.
    • Uso de servidores FTP públicos sólo para almacenar archivos .torrent.
    • Uso de servidores de News para publicación de torrents o elinks (esto si que está en desuso, pero podría revivir rápidamente).
  2. Utilizar páginas web inbloqueables:
    • Google Hacking: Utilizar el sistema de búsquedas avanzadas de google, por ejemplo buscar MP3 de Mózart.
    • Lo mismo pero aplicado a cualquier otro buscador como Bing, Altavista, Yahoo, etc.
    • Uso de foros de terceras compañías o foros de servicio técnico para intercambio de enlaces, la empresa que da soporte no es responsable de las opiniones expresadas por los visitantes.
    • Uso de comentarios en páginas web para publicación de enlaces, legalmente ocurre lo mismo que en el caso anterior.
    • El propio creador de una página web presuntamente ilegítima podría subirla de nuevo en otro dominio, o bien otro usuario podría hacer una copia exacta de la misma.
  3. Utilizar servicios de descarga directa:
    • Si van a bloquear páginas como ImageShack (pueden incluirse archivos ocultos en imágenes utilizando Esteganografía), Rapidshare, Megaupload y demás va a ser simpática la reaccion por parte de dichas empresas.
    • También existen empresas españolas en este ámbito, por ejemplo que se me ocurra, SubirImagenes.
  4. Utilizar alguna de las miles páginas de búsqueda dentro de las páginas de descarga directa:
  5. Utilizar programas P2P descentralizados:
    • El ya viejo eMule implementó un protocolo bastante conocido aunque no muy popular llamado Kademlia, dicho sistema está basado en una red descentralizada (no existen servidores, sólo clientes, incluso para las búsquedas) similar a la anterior GNutella.
  6. Bajarse música con licencias no restrictivas:
  7. Utilizar redes VPN encriptadas:
    • Existen diversos servicios públicos gratuitos de VPN, que permiten conectarse de forma anónima a Internet.
    • Podría montarse una subred dentro de internet con otras reglas (con un contrato privado antes de entrar) donde poder compartir libremente.
  8. Crear macroredes Wifi abiertas paralelas a Internet:
    • Las redes Wifi son privadas e incontrolables, volver a apostar por las redes abiertas y una red alternativa a internet, no es tan locura como parece, un proyecto al respecto es Guifi.net.
  9. Regalar copias de los discos:
    • Esto en sí no es una medida directa contra la ley, pero evitaría el incordio de tener que bajarse la música.
    • Que todo el mundo tenga discotecas privadas bestiales facilitaría mucho el intercambio de música de forma libre entre usuarios.
  10. No descargar más música, y desde luego, no comprarla al precio al que la venden:
    • Suena a perogrullo, pero no por no descargar música o películas se va a invertir más dinero en los discos que se venden.

Lógicamente existen más formas de no caer en hipotética ilegalidad aunque dicho anteproyecto siga adelante, en cualquier caso su inutilidad queda patente y demuestra una vez más, que más que bloquear páginas de descarga, será simplemente una forma de censurar todo aquello que no guste. Además existen problemas técnicos a la hora de bloquear las páginas que no han querido detallar, porque no se puede bloquear una IP concreta si dicho servidor sirve más páginas web aparte de la presunta ilegítima, filtrar las resoluciones DNS se saltaría utilizando unos DNS alternativos, etc… parece que los ISPs tendrán que encontrar la forma mágica de conseguir dicho filtrado Web.

Desde luego las próximas elecciones se plantean interesantes, al menos a mí no me gusta que me tomen por tonto y tendré muy en cuenta las decisiones de nuestros representantes.

Un saludo.

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *