TOR – La cebolla enrutadora al rescate

TOR - The Onion Router
¿Es un twitter? ¿Es un vueling? ¡No! ¡Es TOR – The Onion Router que viene al rescate!

Independientemente de lo sucedido en los últimos días con la polémica ley de Economía Sostenible (vía meneame) aunque relacionado aleatoriamente, en estos días que estuve de baja monté en mi casa una red wifi abierta con un foro interno al que se es redireccionado automáticamente si se intenta navegar por la web.

La idea principal del proyecto era montar una red abierta donde quedar para jugar en red, un punto de reunión abierto para cualquiera, ya sea algún amigo que venga a visitarme y querramos echar una partida rápida sin tener que andar configurando nada ni tener que andar tirando cables, como algún vecino cercano o cualquier otro desconocido.

OpenArenaComo servicios de valor añadido, monté un servidor dedicado de OpenArena (una versión totalmente libre del famosísimo Quake III y que utiliza su mismo motor gráfico) con el cliente descargable directamente desde el foro, sin necesidad de conexión a Internet. Así por lo menos había ya un juego para jugar en condiciones.

Posteriormente pensé en cómo ofrecer a cualquier persona Internet sin pillarme los dedos y sin que me suponga un uso abusivo del mismo por parte de cualquier persona, pero a la vez sin restringir lo que se quiera hacer. La mejor solución fue montar un proxy Privoxy + TOR de manera que la conexión sea anónima y no se pueda trazar su origen.

¿Cómo funciona? a grandes rasgos, Privoxy controla el contenido de las páginas para asegurarse de que no obtienen información sobre el cliente mediante javascript y otras tretas y TOR se encarga de crear rutas encriptadas por donde pasar la conexión. Automáticamente cada 10 minutos cambia la ruta.

Puedes consultar una explicación más extensa en la página web oficial de TOR.

La red TOR no destaca por tener una velocidad asombrosa pero es completamente funcional. Esto también fue un aliciente a la hora de montarlo, puesto que no quería que un posible cliente utilizase todo el ancho de banda disponible y tampoco quería liarme montando controles QoS.

A continuación os dejo una captura del foro, si entras en una red abierta y te sale esto al navegar, estás muy cerca de donde vivo. 😉

Lanparty Network

Lector: Muy bien, bonito relato, pero… ¿Qué pretendes con todo esto?

Warning: los siguientes párrafos son mi opinión personal, si no la compartes por lo menos respétala (principio de democracia).

Sencillo, si más gente copiase de forma altruista esta idea, por lo menos la parte de montar una wifi abierta con un proxy TOR, el acceso a Internet sería muchísimo más accesible y a la vez más seguro y confidencial.

Propuestas absurdas, inconstitucionales y absolutamente lucrativas como la reforma oculta de la LSSI y LPI incluida en el anteproyecto de Ley de Economía Sostenible serían vías muertas que no acotarían el supuesto problema. Sobre estas reformas, está explicado en muchos sitios online, a grandes rasgos han incluído en dicha Ley la creación de un departamento con la potestad para desconectar usuarios de Internet o cerrar/censurar ciertas páginas web según su contenido. Se trata de una censura en toda regla, similar a la existente en la dictadura China.

En este caso en concreto, si la página web se encuentra en España presuntamente ordenarán a la empresa que ofrece el Hosting a que cierre dicha web (hasta el día de hoy sólo el poder Judicial tiene esta potestad, tal como se indica en la constitución española). Si la página web se encuentra fuera de España, ordenarán bloquear el dominio web a los ISPs. Esto podría hacerse mediante un trucaje en el servidor de nombres (lo mismo que hicimos en Cómo suplantar dominios de Internet en tu red local pero a gran escala) o bloqueando directamente las conexiones a dichas IPs. Lo primero se solucionaría utilizando los servidores abiertos OpenDNS, lo segundo (además de provocar problemas con otros dominios no relacionados almacenados en el mismo servidor), se puede evitar utilizando TOR.

Es decir, estas reformas atentan directamente contra los derechos fundamentales de los ciudadanos y dichos derechos deben ser defendidos. Si aun así, nos vemos sumidos en una sociedad como la mostrada en la excelente película V de Vendetta o en la novela 1.984, nuestros políticos deben tener claro que no se puede detener ni a la cultura ni al conocimiento, que Internet es el medio de comunicación más importante que existe, es la nueva biblioteca de Alejandría y no puede/debe ser manipulada como hacen con los medios de comunicación tradicionales (radio/televisión).

Si alguien intenta poner barreras a la tecnología, la tecnología acabará desbordando dichas barreras.

Desde aquí de la misma forma que apoyo y revindico el uso de tecnologías libres, también quiero mostrar mi total e incondicional apoyo al manifiesto en favor de los derechos en Internet elaborado de forma comunitaria por los usuarios:

Manifiesto “En defensa de los derechos fundamentales en internet”

Ante la inclusión en el Anteproyecto de Ley de Economía sostenible de modificaciones legislativas que afectan al libre ejercicio de las libertades de expresión, información y el derecho de acceso a la cultura a través de Internet, los periodistas, bloggers, usuarios, profesionales y creadores de internet manifestamos nuestra firme oposición al proyecto, y declaramos que…

1.- Los derechos de autor no pueden situarse por encima de los derechos fundamentales de los ciudadanos, como el derecho a la privacidad, a la seguridad, a la presunción de inocencia, a la tutela judicial efectiva y a la libertad de expresión.

2.- La suspensión de derechos fundamentales es y debe seguir siendo competencia exclusiva del poder judicial. Ni un cierre sin sentencia. Este anteproyecto, en contra de lo establecido en el artículo 20.5 de la Constitución, pone en manos de un órgano no judicial – un organismo dependiente del ministerio de Cultura -, la potestad de impedir a los ciudadanos españoles el acceso a cualquier página web.

3.- La nueva legislación creará inseguridad jurídica en todo el sector tecnológico español, perjudicando uno de los pocos campos de desarrollo y futuro de nuestra economía, entorpeciendo la creación de empresas, introduciendo trabas a la libre competencia y ralentizando su proyección internacional.

4.- La nueva legislación propuesta amenaza a los nuevos creadores y entorpece la creación cultural. Con Internet y los sucesivos avances tecnológicos se ha democratizado extraordinariamente la creación y emisión de contenidos de todo tipo, que ya no provienen prevalentemente de las industrias culturales tradicionales, sino de multitud de fuentes diferentes.

5.- Los autores, como todos los trabajadores, tienen derecho a vivir de su trabajo con nuevas ideas creativas, modelos de negocio y actividades asociadas a sus creaciones. Intentar sostener con cambios legislativos a una industria obsoleta que no sabe adaptarse a este nuevo entorno no es ni justo ni realista. Si su modelo de negocio se basaba en el control de las copias de las obras y en Internet no es posible sin vulnerar derechos fundamentales, deberían buscar otro modelo.

6.- Consideramos que las industrias culturales necesitan para sobrevivir alternativas modernas, eficaces, creíbles y asequibles y que se adecuen a los nuevos usos sociales, en lugar de limitaciones tan desproporcionadas como ineficaces para el fin que dicen perseguir.

7.- Internet debe funcionar de forma libre y sin interferencias políticas auspiciadas por sectores que pretenden perpetuar obsoletos modelos de negocio e imposibilitar que el saber humano siga siendo libre.

8.- Exigimos que el Gobierno garantice por ley la neutralidad de la Red en España, ante cualquier presión que pueda producirse, como marco para el desarrollo de una economía sostenible y realista de cara al futuro.

9.- Proponemos una verdadera reforma del derecho de propiedad intelectual orientada a su fin: devolver a la sociedad el conocimiento, promover el dominio público y limitar los abusos de las entidades gestoras.

10.- En democracia las leyes y sus modificaciones deben aprobarse tras el oportuno debate público y habiendo consultado previamente a todas las partes implicadas. No es de recibo que se realicen cambios legislativos que afectan a derechos fundamentales en una ley no orgánica y que versa sobre otra materia.

Este manifiesto, elaborado de forma conjunta por varios autores, es de todos y de ninguno. Si quieres sumarte a él, difúndelo por Internet.

Espero que esta información os sea de provecho. Si te unes a la idea de montar la wifi abierta dejame un comentario por aquí por favor (y si no también, si quieres, claro…). 🙂

Un saludo.

3 comentarios

  1. Grandiosa iniciativa. A aquellos que no les mole lo de compartir la red wireless que no sean malas personas y por lo menos ponga WEP 😀

    Es broma jeje; pero en mi opinión si se garantiza el anonimato y la confidencialidad poco me importaría que la gente utilizase mi bando de ancha durante todo el tiempo que yo no le saco partido.

  2. estoy pensando en hacer algo de eso. Dejar una parte del ancho de banda libre (10-20%) pero encriptando por Tor la conexión (para no pillarme los dedos) wifi

  3. Pingback: Reprogramador.es » Archivo del Blog » Los políticos no entienden la tecnología

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *